Se puede traducir del ingles como “anzuelo de click” o “ciberanzuelo”. Durante mi investigación me tope mucho con la palabra manipulación ya que esta técnica básicamente consiste en redactar encabezados y/o descripciones que incitan al lector a clickear en dicho enlace para abrir su contenido. 

Hay muchos que utilizan esta técnica de redacción con fines mal intencionados o mal empleados, esta clase de acciones engañosas son conocidas en el mundo del marketing como “Black Hat”. Nos suelen redirigir a un articulo o a un contenido que no es para nada lo que esperábamos encontrar, estos enlaces suelen generar más descontento que gusto, pero cumplieron su función así que la reacción que generen en el publico no suele ser tan relevante, ya que su único fin es generar visitas a toda costa.  

De seguro en algún punto mientras navegabas en internet o en alguna red social te encontraste con un título que decía algo como “LAS 8 MENTIRAS MÁS GRANDES QUE EL MUNDO TE HA DICHO, LA 5ta NO ME LA ESPERABA” pero al abrirlo te diste cuenta de que solo era un artículo que decía cosas que probablemente ya sabias o no eran para nada impresionantes (en especial la 5ta). 

A pesar de que la mayoría de las veces suele ser publicidad engañosa, si es usado como se debe es una herramienta realmente benéfica para el que la emplea ya que manipula nuestro cerebro e incita nuestro instinto natural de curiosidad insaciable. Si tienes un buen fin para utilizar esta técnica y sabes como emplearla correctamente estoy segura de que conseguirás un gran número de visitas. Pero si eres de los que la usa de forma incorrecta para engañar personas creo que esta demás decir que no esta bien. 

En cualquier caso, es un poco complicado diferenciar cuales son ciertas de las que no lo son, aunque hay unas que suelen ser un poco obvias y piden información personal o te piden acceder a una serie de condiciones en las que te piden manejar tu cuenta de Facebook por ejemplo y realizar cambios los cuales normalmente suelen enviar una gran cantidad de spam a tu lista de amigos.

Te decepciona y dices que no vas a caer más en esos engaños, pero la curiosidad gana nuevamente y vuelves a caer inevitablemente, no te sientas culpable por eso, los seres humanos somos curiosos por naturaleza, ya que sin la curiosidad realmente nos sería muy difícil evolucionar y hacer nuevos descubrimientos o aprendizajes.

Espero que hayas aprendido algo y sepas poner limites a tu curiosidad porque a pesar de lo que dije anteriormente todo en exceso es malo, a fin de cuentas la curiosidad mato al gato. Solo debes ser más cuidadoso y de seguro no volverás a ser engañado por un clickbait falso. 

Dirección

Av. Paseo de la República N° 6299 Urb. San Antonio – Miraflores

T: (511) 241-4437
E: ventas@impulsocorp.com